Inteligencia Financiera

La base que sustenta tu libertad, entendiendo por libertad, tu tiempo.

¿Qué significa inteligencia financiera?

Tu inteligencia financiera delimita tu capacidad de lidiar con el dinero. Una inteligencia financiera más desarrollada proporciona una mayor capacidad de generar más riqueza y una mayor capacidad de gestionarla con mayor eficiencia.

¿Deberíamos todos desarrollar la nuestra?

La respuesta es evidente, todos lidiamos con dinero a diario.

A todos nos pone la idea de poder disfrutar de unas mejores vacaciones, de que nuestros hijos reciban una mejor educación, de ir en un coche más cómodo o más seguro, de permitirnos, quizás, ir más amenudo a nuestro restaurante favorito, o de poder tener un colchón de seguridad que nos ofrezca, en un momento dado, la oportunidad de decir basta al trabajo que estamos desempeñando con cierto disgusto.

Razones por las que desarrollar tu inteligencia financiera

A continuación una serie de razones por las que deberías plantearte desarrollar la tuya. Quieres desarrollar tu inteligencia financiera para:

  • Disponer de más y mejores oportunidades laborales.
  • Aumentar tu visión de futuro.
  • Aprender a gestionar tus finanzas personales con criterio.
  • Para saber cuándo y cómo usar tarjetas de crédito.
  • Para valorar si un préstamo bancario es la mejor opción que tienes.
  • Dar una mejor educación a tus hijos que los sumerja en una filosofía de gestión diversificada inteligente donde el dinero sirva para: ahorro, inversión, formación, gestión de deuda, ocio y necesidades básicas, de forma equitativa.
  • Aprender a planificar un futuro más próspero.
  • Disponer de más tiempo para ti y los tuyos.
  • Eliminar y/o controlar miedos y juicios irracionales.

¿Por qué no nos lo enseñaron de pequeños?

Como todo, existen preguntas cuyas respuestas no son comprensibles, en este caso, estoy completamente convencido que se debe a que, desde antaño, se ha tratado al dinero como un tabú; algo sucio y corrupto. Sin embargo, y nunca más lejos de la realidad, esto son sólo creencias impuestas de siglos atrás, donde uno ganaba mucho dinero y el resto éramos meros siervos y/o esclavos del que tenía más, todo o casi todo, llámalo como quieras.

Y claro.

Siendo así, y habiendo crecido en una sociedad donde se ha tratado este hecho casi como una verdad absoluta, es muy complicado que exista una educación enfocada a tal fin.

Pero.

Hoy somos nosotros quienes sufrimos ese deshaogo del pasado. Esas verdades subjetivas no hacen más que frenar y limitar nuestros resulados. Pues, de alguna manera, hemos crecido con la idea de que repudiar el dinero está bien, de que tener más es por puro vicio, de que es meramente corrupto, de que el dinero no da la felicidad, o de que nos criticarán duramente por poseer más que el vecino. Ahora dime, si crecimos creyendo esto, ¿por qué razón ibamos a querer poner empeño en tener más dinero?

Paradójicamente.

todos anhelamos tener algo más de dinero en algún momento. Y ya no digo en la vida, sino en algún momento del mes. Siempre hay situaciones en las que te hubiese gustado no tener que pedir equis y pedir ye en un restaurante, pero por una cuestión de presupuesto no pudiste permitírtelo. O de hacer un viaje a nose donde en vez de a nose cuantos, pero por una cuestión de presupuesto no pudiste permitírtelo. Todos, en algún momento, hemos soñado con dejar de preocuparnos por el dinero y que éste deje de ser una preocupación o un problema para el resto de nuestra vida, sin embargo, muy pocos decidimos poner empeño en atraer más abundancia económica.

¿Por qué?

Volvemos al principio, porque siempre nos dijeron lo contrario y nunca nos explicaron que desarrollar nuestra inteligencia financiera nos daría la posibilidad de disfrutar en el futuro del valor más preciado que conocemos, el tiempo.

Tiempo para disfrutar con los tuyos; con tu familia, tus amigos o tus mascotas. Tiempo para no tener que pedir permiso para irte de vacaciones o tomarte un respiro. Tiempo para levantarte sin prisa, sin horarios. Tiempo para hacer lo que te apetezca, cuando te apetezca, donde te apetezca y con quien te apetezca. Tiempo para tus momentos, los que te pertenecen. Tiempo para ti.

No sé si por interés, por incultura o por ignorancia, fue que no quisieron que desarrollásemos nuestra visión económica en nuestra adolescencia, pero hoy, que eres consciente, tienes menos excusas que nunca para tomar las riendas de tu desarrollo.

"Más dinero es más tiempo; más momentos, más experiencias, más desarrollo, más posibilidades." Elisa Beloqui, miembro de la comunidad Adelayn.